Quiero entrenar con un psicólogo deportivo

El entrenador permisivo, pros y contras

El otro extremo de los estilos de entrenadores (como opuesto a los autoritarios) es el permisivo. Prácticamente se convierte en un igual ante sus jugadores.

Ventajas:

Da autonomĂ­a y libertad a los jugadores en la toma de decisiones suponiendo que Ă©stos se rigen por un principio de responsabilidad compartido por todo el equipo, como una regla no escrita. Les permite desarrollarse libremente y participar en la toma de decisiones.

Desventajas:

Sin embargo, dar por hecho que todos los jugadores comparten los principios y valores del entrenador es demasiado suponer. En este sentido nos encontraremos con graves abusos de libertad por parte de jugadores que tienen “otra idea” de lo que es responsabilidad, profesionalidad, de lo que está bien, de lo que está mal, de lo que es grave o de lo que es leve.

Ventajas:

Los jugadores empatizan, como persona, fácilmente con este tipo de entrenadores convirtiéndolos más en compañeros que en jefes. Como toman al entrenador como uno más, van “a muerte con él” ante las críticas externas, como defendiendo a un amigo. Este entrenador que los jugadores que con autónomos y autosuficientes salgan a la luz.

Desventaja:

La existencia de jugadores con más liderazgo que el propio entrenador, es decir, con mayor influencia que el entrenador, conduce a bicefalias.

En este caso el éxito del entrenador radica en usar convenientemente el liderazgo de esos jugadores para potenciar su papel, que sean sus aliados. Si el líder (o líderes) de un equipo no comparten la forma de dirigir del entrenador la figura de éste se acaba anulando dejándole sólo 3 opciones:

  1. Dejar que el equipo lo dirijan los jugadores más influyentes (aunque la cabeza visible sea siempre el entrenador)
  2. Eliminar las bicefalias (“cortando cabezas”) – que puede ser una buena solución siempre y cuando tenga el poder de influencia suficientemente alto como para marcar la autoridad del equipo una vez neutralizados los cabecillas-. Si el entrenador no es un líder pronto comenzará a desintegrarse el equipo entero (no es lo mismo ser líder que jefe: líder te hacen los demás, jefe es una palabra en un contrato)
  3. Abandonar el equipo.

¿Qué entrenadores habéis conocido así? ¿Eres tú (o tu entrenador) uno de ellos?

jcaperan@futboldecabeza.com

Si te ha gustado el artículo, ¡Compártelo!
  • Facebook
  • LinkedIn
  • email

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesiĂłn para escribir un comentario.

Copyright © 2017 futboldecabeza.com . Marca Registrada.
- Powered by WordPress.