Quiero entrenar con un psicólogo deportivo

El fútbol no es sólo fútbol. Las habilidades comerciales del futbolista

Cada año se celebran campeonatos de selecciones de categorías inferiores(sub'17, sub'19, sub' 20, etc) en todo el planeta, ya sean campeonatos mundiales o continentales. Si la selección tiene éxito suele acaparar la atención de la prensa y, con ello, la atención del mercado sobre sus jugadores. Cuanta mayor edad tiene la selección más equilibrio existe entre el éxito logrado con el equipo nacional y su propia carrera individual. Sin embargo, aún así, muchos jugadores no acaban refrendando esta proyección que supone el éxito de juventud en su carrera de clubes.

¿Por qué? ¿Por qué unos jugadores de esos equipos de "estrellas juveniles" llegan y otros no?

Un caso alarmante, que pasa en todos los países, es que tiene muy poco que ver la alineación de una selección sub'17 con la alineación de una selección sub'21, y no digamos ya cuando la comparamos con la de la sub'15.

Y es que en el fútbol de élite no es suficiente ser bueno, hay que ser un buen "vendedor de sí mismo". Salvo que el jugador tenga un nivel estratosférico es difícil que un chico tímido, con dificultades para relacionarse o, incluso, un chico egocéntrico y agresivo, logre: primero, contactar con personas clave (representantes, entrenadores, clubes, periodistas, etc) y, segundo, empatizar con ellos de tal manera que le brinden una oportunidad.

Muchas veces, la diferencia la marca la valía comercial del representante del futbolista, la valía comercial del padre del futbolista o, incluso, como en el caso de David Beckam y otros muchos, la valía comercial y de marketing de su pareja.

Sin embargo, el jugador, que tenga un buen nivel, necesita educar, entrenar, sus habilidades comerciales, sus habilidades sociales y su estrategia de imagen. No puede, si quiere que todo esté bajo su control y dependa de su propio rendimiento (dentro y fuera del campo), depender de la valía o no de terceros.

¿Quién entrena al jugador joven en estas habilidades? Absolutamente nadie, es el psicólogo deportivo el único que puede entrenarlo con un sentido estratégico, realista y eficaz.

Si un jovencito quiere triunfar en el fútbol ha de saber que no sólo ha de jugar al máximo de sus capacidades físicas, técnicas y psicológicas, sino que debe desarrollar un estilo de comportamiento estratégico, un saber estar, un saber "venderse", dirigido al objetivo y esto es algo que no se entrena en las canteras de los clubes haciendo que los jugadores jóvenes se frustren al comprobar que no es suficiente con jugar bien al fútbol cuando compiten en el mercado de fichajes.

Tenemos 4 principios de comportamiento estratégico  ineludibles para el desarrollo de la carrera del joven jugador de fútbol talentoso:

  1. Nunca dejes una mala imagen en ningún momento, en ningún sitio ni con nadie
  2. Contactar o procurarse personas claves que te ayuden a contactar con otras más importantes
  3. Rendir correctamente en las conversaciones con estas personas, dejar una "huella" en su memoria positiva, nunca ser "uno más"
  4. Jamás morder la mano que te ayuda o, en un futuro, puede ayudarte o que puede resultar peligroso llevarse mal
  5. Dar la mejor imagen de tí mismo: ser el jugador, y la persona, que el mercado necesita.

El psicólogo deportivo no sólo trabaja la parte relativa al rendimiento en el campo sino también fuera de él y hacia su futuro profesional, bajo la premisa de: Si se tiene claro lo que se quiere, y existe talento, todo lo demás se aprende con un buen guía y con compromiso.

José Ángel Caperán

contacto@futboldecabeza.com

futboldecabeza.com

 

 

 

Si te ha gustado el artículo, ¡Compártelo!
  • Facebook
  • LinkedIn
  • email

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.

Copyright © 2017 futboldecabeza.com . Marca Registrada.
- Powered by WordPress.