Quiero entrenar con un psicólogo deportivo

Sin el jugador nº12: las lesiones y las sorpresas

Seguramente has salido a correr con música a todo volumen. Corres y corres kilómetros mientras las canciones que te gustan marcan tu ritmo. Y, sin darte cuenta, vas corriendo a una velocidad considerable y tu cuerpo está sufriendo lo justo y necesario. ¿Por qué lo justo? Porque la música elimina un factor estresante muy importante que es el sonido de tu respiración agónica.

De repente, se acaba la batería de nuestros “cascos”. Cuando oímos sufrir a nuestro cuerpo ello activa nuestras emociones negativas, como el miedo al dolor. Por lo tanto, ocultando bajo las atronadoras notas la voz de ese fantasma perezoso que todos tenemos dentro, sólo nos queda el dolor físico eliminando ese sufrimiento.

Los jugadores de fútbol de élite están acostumbrados, quizá demasiado, a salir a un estadio abarrotado cuyo ruido podríamos comparar a una ola gigante que lleva al jugador en volandas, cuando todo va bien, y presiona muchísimo cuando la cosa se tuerce. Pero, incluso, cuando el público se desgañita criticando, el jugador se obliga a centrarse en lo que tiene que hacer, se fuerza a concentrarse y a hacer más de lo que le apetecería hacer dadas las circunstancias del partido, aunque sólo sea por miedo a dar señales de pereza al juez supremo que está en la grada, en un inevitable directo, no en el Twitter.

Al jugar ahora en estadios vacíos, el jugador está expuesto a todas las respuestas de su cuerpo ante el esfuerzo. El campo se hace ahora más grande, pues cuando el jugador tocaba el balón a treinta metros del área pequeña, con el estadio repleto, un tsunami de voces sugería al futbolista que estaba, prácticamente, ante una oportunidad de gol inmediata. Sin embargo, está todo en silencio, sólo se oyen los gritos de los compañeros y rivales y los entrenadores de fondo. Queda aún mucho hasta el gol.

Por lo tanto, el futbolista es, en todo momento, consciente de su esfuerzo (como correr en una cinta sin música, cuando tú siempre has corrido en una cinta con Guns&Roses de fondo) y consciente de todos los metros que le quedan aún por correr y de todos los minutos por jugar.

En esta temporada 2020/21 nos esperan muchas sorpresas y, lamentablemente, muchas lesiones. Y un factor clave es que falta el jugador número 12.

José Ángel Caperán

Psicólogo deportivo

jcaperan@futboldecabeza.com

Si te ha gustado el artículo, ¡Compártelo!
  • Facebook
  • LinkedIn
  • email

Deja un comentario

Copyright © 2020 futboldecabeza.com . Marca Registrada.
- Powered by WordPress.