Quiero entrenar con un psicólogo deportivo

Los jugadores a disgusto (I): la mala relación con compañeros

Hay 3 elementos futbolísticos que influyen decisivamente en el rendimiento de un jugador y que, al contrario que podría parecer, ninguno de ellos hace mención a su vida personal sino al entorno profesional del futbolista: la relación con los compañeros de equipo, la relación con el entrenador y la relación con los directivos. Hoy analizamos el primer factor:

1. La relación con los compañeros de equipo:

Si esta relación es mala, el jugador suele reaccionar incrementando su competitividad y su individualismo, pero siempre de forma “contenida” pues sabe que la valoración de su rendimiento también está supeditada al resultado del colectivo y, en ese sentido, no es compatible una buena valoración del jugador con jugar de forma individualista eludiendo trabajar en equipo con ese o esos jugadores en cuestión.

En la mayoría de los casos el jugador reacciona siendo extremadamente profesional, sin implicarse afectivamente con esos jugadores, pero sí ejerciendo el rol profesional por el que recibe su salario.

Este jugador suele refugiarse en un grupo más pequeño con el que se vuelca emocionalmente y puede, si este jugador tiene un estatus alto dentro del equipo, llegar a crear cismas dentro de la plantilla.

En este sentido os planteo una pregunta: ¿Podemos rendir igual en un equipo de fútbol siendo estrictamente profesionales, es decir, sin implicarnos personal y emocionalmente en el equipo?

José Ángel Caperán

futboldecabeza.com

Si te ha gustado el artículo, ¡Compártelo!
  • Facebook
  • LinkedIn
  • email

3 respuestas a “Los jugadores a disgusto (I): la mala relación con compañeros”

  1. Pablo dice:

    La cuestión en la competición es que no dependes exclusivamente de tí, sino de lo que haga el resto oponentes. Tú lo puedes hacer bien, que si el contrario lo hace mejor, tú pareces hacerlo mal. Por mi parte estoy convencido de que el buen ambiente eleva el rendimiento en la competición, sobre todo por que los jugadores establecen empatía a la hora de jugar y potenciamos los factores socio afectivos y emotivo volitivo en el funcionamiento del equipo. Analizando el asunto desde una perspectiva compleja sabemos que un gran porcentaje de las decisiones tomadas en el fútbol se hacen a nivel subcortical, influenciadas por atractores que en muchos casos escapan del control del individuo como puede ser un buen ambiente con el compañero que has de establecer relación en el campo.

    ¡Un saludo!

  2. Personalmente veo dos factores muy importantes en un equipo. El más destacable sería la diferencia en cuanto a honorarios. Un jugador que cobra una gran suma, y a su vez rinde de peor manera que otros con menor sueldo, crea un conflicto.
    Otro gran conflicto es el idioma, y en general, las diferencias culturales que existen en un equipo. Un entrenador puede intentar disipar esas diferencias pero al ser tan grandes y al mantenerse en los futbolistas, crea minigrupos, poca comunicación, poca cohesión…

  3. Dependiendo del país, calidad de la liga y nivel profesional, serian mis variantes para poder afirmar que si se puede rendir igual. Si nos encontramos en un entorno ideal, creo que si, los jugadores y el equipo puede rendir a nivel profesional sin implicaciones personales o emocionales. En el caso de mi país Panamá creo que no, ya que existen muchas variantes, (no hay buen salario, seguros para jugadores, el 70% es semi profesional, etc). Eso hace que las motivaciones de los jugadores para destacarse a veces se interrumpan antes de tiempo o solo den maximo esfuerzo mental por periodos cortos de tiempo.
    Lo ideal seria que si se pudiera, saludos

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.

Copyright © 2017 futboldecabeza.com . Marca Registrada.
- Powered by WordPress.