Quiero entrenar con un psicólogo deportivo

Analizamos la mala suerte o el bajo autocontrol de Portugal

foto cmjornalEl f√ļtbol es un deporte t√©cnico, no es un juego de azar. Podemos decir que un disparo al larguero es mala suerte o podemos decir que la pierna del jugador no se ha colocado correctamente o que la fuerza ha sido demasiado grande como para trazar la par√°bola y caer dentro. De la misma manera que si alguien se lesiona siempre podemos buscar una explicaci√≥n racional, donde descubrir un error psicol√≥gico de concentraci√≥n y autocontrol, antes que achacarlo a la providencia.

Si analizamos la comunicaci√≥n no verbal de los jugadores de Portugal durante la pr√≥rroga y durante la tanda de penaltis, a excepci√≥n de Pepe, los encontramos muy inquietos y con un nivel de tensi√≥n muscular muy alto (ce√Īo fruncido, hombros contra√≠dos, cuello tenso y pasitos muy cortos). En cambio los espa√Īoles que lanzaron todos vivieron esa misma situaci√≥n contra Italia en los cuartos de final del Mundial y, sobre esa experiencia, sobre esa ‚Äúplantilla mental correcta‚ÄĚ cimentaron toda una secuencia de movimientos t√©cnicos planificados que no se vieron da√Īados por el nerviosismo.

Para entrenar la autoconfianza en los momentos cumbres de los partidos hay una regla de oro: utilizar los momentos pasados de √©xito para actualizarlos en el momento presente y diluir as√≠ las interferencias negativas de la presi√≥n (el resultado, lo que pasar√° si no meto el gol, el p√ļblico, el tiempo que nos queda‚Ķ). Si no ha vivido momentos similares el jugador ha de entrenarse para visualizar correcta y realistamente lo que quiere hacer con todo detalle, aun en situaciones de mucho estr√©s (ah√≠ est√° la dificultad y por lo que necesitan ayuda profesional) para generar las mismas sensaciones positivas que facilitar√°n el movimiento t√©cnico perfecto.

Es decir, el jugador que se expone a una situación crítica en un partido, para aumentar su autoconfianza (la sensación de que controla la situación) ha de saber: bien recordar lo positivo o bien imaginar lo positivo, pues es el primer paso del rendimiento que finaliza con el balón saliendo disparado del pie.

Por lo tanto la secuencia t√©cnica se resume en un tridente indivisible con su consecuente entrenamiento espec√≠fico para lograr el m√°ximo rendimiento: 1¬ļ lo veo, 2¬ļ lo siento, 3¬ļ lo hago.

Jos√© √Āngel Caper√°n

futboldecabeza.com

Ir a cmjornal

Si te ha gustado el artículo, ¡Compártelo!
  • Facebook
  • LinkedIn
  • email

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.

Copyright © 2017 futboldecabeza.com . Marca Registrada.
- Powered by WordPress.