Quiero entrenar con un psicólogo deportivo

Perder es contagioso

El f√ļtbol se parece muchas veces a montar en monopat√≠n. Uno se impulsa con fuerza y, si se ha colocado bien y el arranque ha sido potente, podemos avanzar sin necesidad de poner el pie en el suelo durante bastantes metros. Lo mismo pasa cuando uno gana un partido, uno en el que haya jugado bien, los gestos adecuados quedan en la memoria muscular, interiorizamos el ritmo de competici√≥n y llenamos nuestra cabeza de la tranquilidad del trabajo bien hecho, siendo menos vulnerables a los pensamiento negativos y a la dudas.¬†Creamos el ‚Äúcaldo de cultivo‚ÄĚ f√≠sico, t√©cnico y psicol√≥gico, adecuado para que en el siguiente partido el rendimiento no decaiga a no ser que la motivaci√≥n s√≠ lo haga (y esto ocurre cuando el siguiente partido a jugar es rutinario y aporta poco al equipo salvo mantener el ambiente estable y tranquilo).

Cuando oímos que un equipo se va a centrar en un solo campeonato (Liga, Europa League, Champions, Copa del Rey…), dejando de lado el rendimiento (o relajándose) en el resto de competiciones… No se dan cuenta hasta qué punto salvaguardar las fuerzas, bajando el rendimiento en el resto de compromisos secundarios, puede dar al traste con todo.

La din√°mica ganadora es un hecho: cuando uno gana tiene muchas m√°s posibilidades de ganar el siguiente partido, aunque sea ante un equipo mejor, que si pierde.

Y, por lo mismo, ‚Äúperder es contagioso‚ÄĚ ¬ŅPor qu√©?

El gesto t√©cnico que no funcion√≥ deja huella en el esquema corporal del jugador tras esa derrota, digamos que ‚Äúmancha‚ÄĚ la t√©cnica del jugador para el pr√≥ximo partido. Si √©ste no identifica los errores tras la derrota, plantea soluciones, las visualiza y las aplica a los entrenamientos, para recuperar el gesto t√©cnico adecuado (que es una de las funciones principales del psic√≥logo deportivo), lo m√°s probable es que vaya al siguiente partido con el gesto t√©cnico defectuoso. Si tambi√©n pierde el siguiente partido, y el siguiente, podemos estar, incluso, ante un bloqueo t√©cnico que provoca grandes bajones en el rendimiento de los jugadores que no saben afrontar estos lapsus a lo largo de la temporada que, adem√°s, pueden coincidir con buenos partidos de mis compa√Īeros que acaben quit√°ndome el puesto y ahondar m√°s en mi crisis sin saber c√≥mo ha sucedido.

Por lo tanto, siempre hay que salir a ganar. Perder nunca es una estrategia buena para lograr nada porque un jugador no es un robot que ‚Äúse programa‚ÄĚ para un objetivo, sino un profesional muy susceptible a cualquier cambio en su √°nimo y en su cuerpo.

Autor: Jos√© √Āngel Caper√°n

futboldecabeza.com

Si te ha gustado el artículo, ¡Compártelo!
  • Facebook
  • LinkedIn
  • email

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.

Copyright © 2017 futboldecabeza.com . Marca Registrada.
- Powered by WordPress.