Quiero entrenar con un psicólogo deportivo

¿Te auto-traicionas fácilmente en los partidos? Desarrolla la habilidad de no olvidar lo importante

Cuando uno habla del gran peso que tiene la motivación en el fútbol no nos damos cuenta de que podemos tener claro lo que queremos, lo que nos motiva, pero no poder recordarlo en el momento oportuno ni con la energía necesaria. Es más, podemos tener claro el objetivo, ahora, tranquilos y sin prisa, y jurarnos a nosotros mismos que es lo que más deseamos: ganar este partido.

Pero ¡ojo! ¿Seríamos capaces de recordar nuestro objetivo, nuestro motivo, en los momentos más estresantes del partido? ¿Seguro que no llegarías a renegar de tu propio objetivo?

El futbolista no graba sus motivos en su memoria como en un DVD que pudiera reproducirse nítidamente y verlo, recordarlo, cuando quisiera y en todo momento. Debemos entender que las motivaciones de un futbolista quedan escritas en su memoria sólo cuando realmente lo ve todo claro (está tranquilo y puede pensar sin distraerse). Como si fuera un mensaje escrito con tiza en una pizarra de mala calidad (de aquellas que si se movían hacían resbalar el polvo de yeso por su superficie y desaparecer el mensaje). Pues así funciona la motivación en la competición. Si durante el partido el jugador comete un error se quedará pensando en el error, no recordará su objetivo (lo que quería conseguir) sino que recordará errores pasados, pensará que no le da tiempo a recuperar, que es imposible, dejará de correr a por balones que si fuera ganando iría a por ellos, provocando una caída en barrena.

La habilidad de mantener en primera línea de la memoria el motivo por el que el deportista va a competir ese día y por el que está dispuesto a correr, a analizar errores sobre la marcha y adoptar soluciones sobre la marcha, a soportar el dolor de una tendinitis, y a pensar continuamente en lo que quiere y no en lo que no quiere… Esta habilidad es la que define a los futbolistas competitivos, es decir, a aquellos que en todo momento son conscientes de por qué compiten, incluso cuando el cuerpo y el orgullo se quejan y pretenden robar la atención del objetivo primordial a sí mismos. Así el deportista llega a auto-traicionarse en plena competición.

Sin embargo no es una cualidad innata, se basa en la necesidad de ese objetivo, es decir: ¿cuánto lo deseas? Y, sobre todo, en desarrollar rutinas y aplicar técnicas psicológicas para actualizar en todo momento (sobre todo en los momentos más complicados de la competición, con más distractores internos -fatiga, errores, etc- y externos -marcador, rivales, tiempo restante, etc- ).

Respóndeme a estas preguntas:

¿Pierdes la memoria de tus motivos durante los momentos más difíciles de la competición?

¿Conoces futbolistas que son capaces de mantener intacta su motivación hasta el último segundo de la competición, pase lo que pase?

¿Conoces jugadores que adolecen de esta habilidad?

¿Sabes que se puede entrenar esta habilidad en futboldecabeza.com y deportedecabeza.com? Contacta con nosotros y haznos tu consulta sin compromiso a:

contacto@futboldecabeza.com

José Ángel Caperán

Psicólogo Deportivo

Si te ha gustado el artículo, ¡Compártelo!
  • Facebook
  • LinkedIn
  • email

Deja un comentario

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.

Copyright © 2017 futboldecabeza.com . Marca Registrada.
- Powered by WordPress.